Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí Más información Aceptar
cabecera_12.jpg

cabecera_12.jpg

cabecera_12.jpg

Recorridos

  • Podrás descargar los tracks desde nuestro perfil de wikiloc próximamente
  • También podrás descargalos desde aquí en formato GPX más adelante


mapa_portada-14.jpg


El viaje que emprendemos por el maestrazgo castellonense que unirá el alto con el bajo, comenzará por encima de los 1000m de altura donde se encuentra Culla, hasta los pies de la sierra de Irta  tenemos Alcalá de Xivert, fin de la primera etapa.

Pasando sobre el rio Molinell, nos encaminaremos hacia la primera población que pasaremos, Villardecanes, vigilante de la rambla carbonera, para adentrarnos en los dominios de la localidad  templaría de Albocasser camino del imponente barranco de la Valltorta, testigo privilegiado de nuestro pasado y límite con Tírig, pasando por delante de su museo. Tránsito obligado para rodear la cadena montañosa interior de La Serra Engarcerán y límite con el  Baix Maestrat, al que vamos conquistando camino a Les Coves de Vinroma, última población antes de nuestra ansiada meta en Alcalá de Xivert.

Con un recorrido favorable de 104 kms y 1800m+ debido al inicio desde el interior de la provincia, tendrá la dificultad que impone el terreno con caminos duros de rodar en continuos sube y baja.


mapa_portada-14.jpg


Al inicio de esta etapa 66kms y 1400m de desnivel nos separarán de nuestro objetivo. Enlazar las poblaciones con pasado templario más cercanas será nuestro propósito para alcanzar el Castillo de Peñiscola. Primero tendremos que enfrentarnos al recio terreno que separa Alcalá de Salzadella. Tras la imponente bajada del corral Nou, llegamos a Salzadella, donde tras un breve ascenso por los pies de la Ermita de San Josep, enfilaremos la bajada a Santa Magdalena de Pulpis bajo la atenta mirada de les Talaies de Alcalá (636m. Llegar a este último enclave nos indicará que solo nos faltará rodear la Sierra D´Irta, que preside el Castillo de Pulpis, para que el tómbolo de Peñíscola se preste a recibirnos en su Castillo y allí impregnarnos del espíritu templario y satisfacer la conquista de nuestro desafío.


mapa_portada-14.jpg


La primera etapa de Trail Running trazará un recorrido en pocas ocasiones compartido con su compañera de bike, para llegar en la línea más recta posible a su objetivo deberá subir los obstáculos montañosos que se encuentren en su camino de una forma más abrupta. Saliendo igual que la bici, al poco de pasar la masía Mochellos, tomará el camino más recto hacia la población de Villardecanes, por la senda que nos hará coronar La Selleta a 919 metros de altitud y bajar a la población de una forma más vertical. Tras pasar por la población y encarar un tramo más favorable pasando la rambla y la CV-15 por el paso inferior, comenzaremos la ascensión a la Serratella. Al llegar a la población ya tendremos al alcance de la vista el mar Mediterráneo y pese a la aparente cercanía, no será más que un efecto óptico provocado por la altura a la que nos encontramos (800m de altitud) y que transcurrirá un buen tramo por el “camí Vell de Les Coves. Saliendo de esta población nos adentramos en la ruta del “Molins”, principio de la última dificultad, Alcalá de Xivert, donde se encuentra la meta.

60 kms y 1700m de desnivel positivo será necesario recuperar para afrontar el siguiente día por la agreste Serra D’Irta. 


mapa_portada-14.jpg


En esta etapa, los corredores  de la prueba de trail running, tendrán el privilegio de poder disfrutar de la sierra de Irta en todo su esplendor. La entrada en el Parque Natural nos deleitará con unas vistas solo al alcance de un lugar tan privilegiado como este.

La salida ya nos hará subir de pulsaciones en pocos instantes en el ascenso al Castillo de Xivert por su vertiente sur. Desde aquí tenemos el mar a menos de 4kms en línea recta y nos dirigimos hasta Santa Magdalena de Pulpis. Avituallándonos, nos dirigimos a la hechizadora senda del Castillo de Pulpis, un rincón asombroso para llevarnos a la fortificación que nos acerca al Alto de La Bota. A nuestros pies, el puerto y sobre el pueblo, el Castillo del Papa Luna, lugar  empapado de esos personajes que dan nombre a nuestro reto, Los Templarios. Tras esta vista, las prisas por llegar a tan  mágico enclave nos harán pasar los kilómetros volando y poner un colofón de la prueba digno de la Orden del Temple.